20 septiembre, 2004
Movimientos y estabilidad de residuos de nitrofuranos dentro de la colmena
Estudio de casos – Acciones correctivas y preventivas
 

Se ha elegido un par de casos reales de apicultores afectados por contaminación de sus colmenas, representativos de los productores que se acercan al Laboratorio, para ilustrar las conclusiones técnicas a las que se llegan luego de un estudio detallado de la incidencia de la contaminación con metabolitos de nitrofuranos en las diferentes partes de la colmena (cámara de cría y alzas melarias), y su relación con la miel.

Esta información ha resultado muy valiosa a la hora de tomar decisiones sobre el procedimiento de descontaminación de las colmenas y responde a varios interrogantes de los productores apícolas.

Las condiciones de manejo en campo que describen los apicultores involucrados en estos estudios no fueron testeadas o controladas por Melacrom, sino que sólo se tomaron las aseveraciones de los mismos, y se combinaron estos comentarios con los estudios de las muestras que trajeron al Laboratorio.

¿Cuál es la distribución de concentraciones del metabolito de la furazolidona (AOZ) en la cera y en la miel en una misma colmena?

Caso real 1. (Sur)


Aquí lo que puede presumirse es que la contaminación entra la colmena por la cámara de cría, cuando se realiza un tratamiento aplicando algún medicamento o producto contaminado con furazolidona. No obstante, también se distribuye y se encuentra miel y cera contaminada en el alza melaria.

La furazolidona no es químicamente tan estable como lo es su molécula derivada 3-amino-5-morfolinometil-2-oxazolidinona, conocida como metabolito AOZ. Por esta razón, se analiza el residuo de AOZ, ya que es mejor indicador de contaminación en miel y cera que la propia droga madre.

La mayor concentración de nitrofuranos se aloja en la parte oscura de la cera. En este caso, el valor promedio obtenido en el alza melaria es de 34 ppb en la borra de todo el material fundido, mientras que en la parte clara del mismo se encuentran 15 ppb. Esto puede tener relación con la especial afinidad de los metabolitos con restos de proteínas de abejas allí presentes, a los cuales pueden unirse químicamente.

La cera estampada de opérculo de este apicultor no muestra contaminación. Sin embargo, con la presente información, no puede comprobarse si la cera virgen de opérculo estaba libre de nitrofuranos, o si fue descontaminada durante el proceso de estampado.

Siempre se verifica que la concentración de AOZ en la cera de las alzas melarias, es MAYOR que la concentración en la miel que se cosecha de estos mismos cuadros, pues para que se produzca in situ esta contaminación de tipo indirecta, debe haber un gradiente marcado de concentraciones que posibilite la migración de las moléculas desde la cera hacia la miel.

Por otro lado, además se puede ver cómo el calentamiento del sistema miel-cera durante la cosecha agrava el problema de contaminación de miel, por aceleramiento de la velocidad de migración molecular. Tener en cuenta que el valor en miel de 1 ppb de AOZ en el caso del uso de fundidor, corresponde a la mezcla de miel del fundidor con miel del extractor. Es de esperar que la miel que provenía exclusivamente del fundidor (miel de opérculo de la desoperculadora), tenga más de 1 ppb de AOZ.

En estas alzas melarias analizadas, había mezclados algunos cuadros más viejos que el apicultor había subido desde la cámara de cría para alojar miel, por manejo de desbloqueo de la cámara de cría. (Como dato de importancia, para controlar la presencia de cría de abeja, éste apicultor utiliza rejilla excluidora entre la cámara de cría y las alzas melarias).

¿Quién lleva la contaminación al alza melaria: las abejas o el apicultor que sube cuadros labrados de cámara de cría?
En la misma alza melaria del ejemplo anterior, cuadros que nunca habían estado en cámara de cría, pues correspondían a cera estampada estirada en alza, mostraron 6 ppb del metabolito AOZ en su parte más oscura, lo que demuestra dos cosas importantes:

  • La mayor incidencia de nitrofuranos, está en la cera de cuadros donde alguna vez se aplicaron nitrofuranos directamente, en éste caso, cuando estuvieron en cámara de cría. Dicho de otra manera: en una misma colmena, se espera mayor concentración de nitrofuranos, en la miel que se cosecha de cuadros que alguna vez (aún varios años atrás), han estado en cámara de cría y recibieron la aplicación directa de productos con nitrofuranos.
  •  Aún así, las abejas también movilizan los nitrofuranos hacia otros cuadros de la colmena (por ejemplo cuadros de alza melaria), aunque la contaminación de estos últimos, es muy inferior a la de los que recibieron nitrofuranos en forma directa. A partir de aquí puede pensarse en que la abeja participa en la distribución del producto aplicado que contiene nitrofuranos , ya sea ésto por estiramiento de la cera estampada misma o cuando encuentra lugar en las alzas melarias para almacenar miel y desbloquear la cámara de cría.
¿Cuánto perduran en el tiempo los nitrofuranos en la cera?

Se ha obtenido constancia de que los metabolitos de los nitrofuranos pueden persistir mucho tiempo en la cera. Si no se cambian estos cuadros, quedan como contaminantes por varios años.

Caso real 2 (Norte)

Se ha verificado en este Laboratorio una contaminación de más de 80 ppb de AOZ en cera, aún después de siete años de no aplicar medicamentos con nitrofuranos en las colmenas de este apiario.

Esta muestra es la parte oscura de la cera de toda un alza melaria, fundida y homogeneizada.

El apicultor que trajo la muestra asegura no haber utilizado medicamentos contaminados en los últimos años, pero sabe que desde siete temporadas hacia atrás sí se habían aplicado nitrofuranos sostenidamente.

Al igual que en el caso anterior, en la misma alza se encontraban cuadros que alguna vez se subieron desde la cámara de cría. Esta alza se cosechó en frío, y la miel tenía 0.5 ppb de AOZ.

Tabla comparativa para resumir
casos estudiados 1 y 2:

Miel cosechada
Miel promedio
Miel Nueva
Último tratamiento con Nitrofuranos
Apicultor del Sur
0.4 ppb
15 ppb
0.7 ppb
1 año atrás
33 ppb
6 ppb
Apicultor del Norte
0.5 ppb
nd
7 años atrás
81 ppb
1 ppb

De modo que la contaminación de miel con nitrofuranos, con seguridad NO se soluciona simplemente suspendiendo la aplicación de medicamentos contaminados, porque debe tenerse en cuenta la historia de años anteriores de los cuadros de la colmena.

Al igual que el caso anterior, se verifica una menor concentración de nitrofuranos en los cuadros más nuevos incorporados como cera estampada en el alza melaria, muy posteriores a la aplicación del medicamento contaminado, y que por lo tanto, no recibieron aplicación directa de nitrofuranos.

Dada la estabilidad química de los metabolitos de nitrofuranos, entonces se puede pensar que si la contaminación inicial es alta y no se recambian simultánemente todos los cuadros involucrados, pueden quedar residuos contaminantes por varios años que afecten las siguientes producciones de miel, aunque en magnitud cada año menor.

¿En los casos de colmenas contaminadas, habrá que cambiar toda la cera o es suficiente con renovar sólo algunos cuadros en forma dirigida?

En principio para tomar esta decisión cada apicultor debe estudiar su caso en particular, pues es quien conoce la historia de la colmena, el nivel de contaminación en la miel obtenida y en los panales, el procedimiento utilizado para la cosecha, los medicamentos que ha aplicado, etc.

En función de la gravedad de su caso y de sus posibilidades materiales concretas, hay quienes están decidiéndose por renovar TODO y “paquetear abejas” para manejar la máxima reducción de la contaminación, y hay quienes esperan poder “pilotear” la situación renovando sólo los cuadros melarios, o sólo los cuadros más viejos, o todo menos el núcleo con cría, etc., complementando estas acciones con una cosecha en la que se evita calentar miel con cera. (Desde el Laboratorio, se observa que entre los apicultores siempre hay casos distintos y opiniones diversas). Actualmente existen herramientas analíticas para hacer un estudio de cada situación y no dejar la cuestión librada al azar.

En el Foro Apícola de la SAGPyA del mes de Agosto, hay algunas opiniones y sugerencias sobre la descontaminación de colmenas. Ver (XXXX)

¿Este mismo mecanismo de contaminación indirecta a través de la cera, también se da en otros residuos químicos además de nitrofuranos?

Para sulfonamidas y acaricidas de uso apícola, en otras partes del mundo se están registrando varios antecedentes similares a los resultados de las investigaciones de Melacrom sobre la dinámica de la contaminación con nitrofuranos a través de cera.

Por ejemplo, en el Simposio de Residuos en Miel en Celle, Alemania, que se realizó en Abril de 2004, un equipo de investigadores de Bélgica presentó un trabajo en el cual se demostraba que altas concentraciones de sulfonamidas se retienen en la cera de las colmenas de un año al siguiente, y que de allí migran a la miel y la contaminan.

A continuación figura material también del Simposio de Residuos en Miel en Celle, Alemania, que fue por expuesto Dr. Stefan Bogdanov, del Centro de Investigaciones Apícolas de Suiza, y en el que se observan coincidencias entre el comportamiento de los residuos de acaricidas en las colmenas, con los resultados de los trabajos realizados en Argentina sobre nitrofuranos.

Puede apreciarse por ejemplo, que en colmenas suizas después de un tratamineto sanitario normal en otoño, se han encontrado 700 ppb de cumafos en el panal, mientras que se hallaron 15 ppb de esta sustancia en la miel que allí se produjo. Esto es coincidente con lo que se ha encontrado en Melacrom en el caso de nitrofuranos, sólo que con niveles de concentración aún más altos.

Acciones Correctivas y Preventivas

En resumen, en función del estudio de casos expuestos, y de las investigaciones anteriores de Laboratorio, (ver Novedades anteriores en el mismo sitio web), a esta altura ya se pueden esbozar las siguientes medidas correctivas y preventivas en el caso de colmenas afectadas:

  • Evitar el uso de medicamentos veterinarios no controlados
  • No cosechar miel de cuadros de cámara de cría o que han recibido alguna vez un tratamiento con nitrofuranos. De hacerlo, mantenerla separada del resto de la miel e identificarla correctamente.
  • Evitar lo más posible el calentamiento de miel en presencia de cera en caso de colmenas contaminadas. La cera se debe separar de la miel tan pronto como sea posible.
  • Renovar a conciencia la cera de colmenas contaminadas, para evitar futuros problemas en la miel.
  • Exigir trazabilidad (Nº lote o partida) y controles al adquirir productos apícolas (medicamentos, miel, cera estampada , núcleos, sustitutos de polen, alimentos artificiales, etc.)
El Laboratorio Melacrom agradece el valioso aporte que espontáneamente los señores apicultores han realizado en este trabajo, y la meticulosa revisión del mismo que ha efectuado el Med. Vet. Claudio Marconi.